El estigma que acompaña al VIH sigue siendo un gran problema para quien lo vive. El desconocimiento de la forma de actuar del virus puede llevar a actos de discriminación contra una persona con VIH, falsamente justificados por un inminente riesgo de transmisión.

Además de la familia y la escuela, el lugar de trabajo es uno que puede prestarse a un trato arbitrario en contra de una persona con VIH, a pesar de que ésta no representa ningún riesgo para sus compañeros en el ambiente laboral.

Poner el tema sobre la mesa

En primer lugar, hay que recordar que el tener VIH es un dato de salud que pertenece al ámbito personal. Esto significa que una persona con VIH no está obligada a divulgar su estatus y que tampoco un empleador tiene el derecho de indagar, ni mucho menos comunica, el estatus de VIH de un trabajador.

Sin embargo, sí es importante hablar sobre la infección en el entorno laboral, ya que el trabajo es una de las actividades más importantes de los seres humanos y el espacio de trabajo es donde muchas personas pasan gran parte, sino es que la mayoría de su día.

Por ello, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha hecho una serie de recomendaciones para abordar el tema del VIH en el espacio laboral con el fin de informar a las y los trabajadores sobre la importancia de no ejercer discriminación contra las personas con VIH (ya sea que su condición sea real o sospechada).

Sólo acercándose a la información adecuada podrán eliminarse los prejuicios y estigmas que afectan grandemente a las personas con VIH.

Un espacio seguro

La infección por VIH de un trabajador o trabajadora no pone en riesgo a sus compañeros en la inmensa mayoría de los casos. Ya que el virus no se transmite por la convivencia cotidiana, no hay peligro de que pase de una persona a otra, por ejemplo, por usar el mismo baño o comer del mismo plato.

El VIH sólo se transmite por tres vías: sanguínea, sexual y de madre a hijo. El contacto físico casual (estrechar manos, abrazar o incluso besar) no conlleva ningún riesgo de transmisión, como tampoco lo hacen las lágrimas, el sudor o la saliva expulsada mediante tos o estornudos.

Es así que no hay ninguna razón inicial para limitar la convivencia con una persona con VIH, ni tampoco es necesario tomar medidas especiales si acaso alguien informa sobre su estatus VIH positivo. Entre los muy pocos contextos donde sería necesario tomar precauciones extras es en aquellos lugares en los que se manipula sangre, tejidos o fluidos humanos.

En cuanto a las capacidades laborales de dicha persona, sus habilidades no se ven afectadas por el simple hecho de tener el virus. Es cierto que pueden surgir problemas de salud posteriores (si se presenta alguna complicación derivada de la falta de control de la enfermedad), pero un empleador no debe asumir de antemano que, por vivir con VIH, la persona no puede trabajar.

Respaldo y asistencia médica

Tanto la asistencia médica como la solidaridad son elementos cruciales en cualquier lugar de trabajo, afirma la OIT. Además, sostiene que la infección por VIH no debe considerarse una peor condición que otras enfermedades graves, en especial en lo que se refiere a prestaciones, indemnizaciones y un espacio razonable de trabajo.

De acuerdo con la organización internacional, los gobiernos deberían velar por que las prestaciones estipuladas por la ley se otorguen a los trabajadores con VIH de la misma forma que se le otorgan a quienes viven con otras enfermedades graves.

A este respecto (y aunque los lineamientos datan de 2001), la OIT señala que es necesario que los empleadores consideren la posibilidad de modificar las prestaciones laborales para que respondan al carácter intermitente y progresivo del VIH.

Recuerda que el VIH es controlable si se detecta de forma temprana. En AHF República Dominicana trabajamos para que las personas tengan acceso a servicios de VIH de la mejor calidad al alcance de toda la población. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis, acércate a nuestros centros y haz tu cita ya.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×