El VIH es una infección que, hasta el momento, no tiene cura. Sin embargo, existe tratamiento contra el VIH que pueden controlar la presencia del virus en el organismo, y así mantener a la persona en buenas condiciones de salud durante mucho tiempo. Hablamos de los medicamentos antirretrovirales. Y tú ¿cuánto sabes sobre ellos?

La invasión del virus

El virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, ataca a las células del sistema inmunológico, es decir, el sistema de defensa del cuerpo. De hecho, se puede decir que las “invade” y usa sus partes (desde algunas enzimas hasta el mismo ADN de la célula) para replicarse.

Una vez que toma las partes que necesita, el virus crea muchas copias de sí mismo y éstas salen de lo que quedó de esa célula, buscando invadir otras nuevas. Este proceso es tan eficiente que un solo ejemplar de VIH logra crear miles de copias de sí mismo, y por eso, si no se trata, la infección puede afectar seriamente al sistema inmunológico.

Los medicamentos contra el VIH, conocidos como antirretrovirales, frenan ese proceso de replicación en diversos momentos, según su tipo. Algunos impiden que el virus pueda anclarse a la célula que desea invadir, otros no dejan que ingrese a ella, otros más evitan que tome partes de la célula para completar su replicación.

¿Por qué los medicamentos no curan el VIH?

Todos los tipos de fármacos antirretrovirales, inventados en diversos momentos de la historia reciente, logran detener la replicación del virus y así contener la infección, pero no consiguen eliminar el VIH del organismo, ya que su función no es aniquilar al virus, sino frenarlo.

De esta forma, siempre quedan algunas copias del VIH, escondidas en lugares llamados reservorios, en espera de una oportunidad para seguir reproduciéndose.

Es por esto que cuando una persona comienza a tomar antirretrovirales no debe interrumpir el tratamiento, pues ese es el momento que el VIH aprovecha para atacar de nuevo a las células inmunológicas.

Además, cuando ya se ha bloqueado alguno de los pasos de la replicación y ese bloqueo desaparece (al dejar de tomar el medicamento), el virus tiene tiempo de desarrollar mutaciones que le facilitan tomar otros caminos, es decir, crea resistencia al medicamento.

Este es otro de los problemas acarreados por la interrupción del tratamiento, pues resulta en que no se podrá retomar el mismo medicamento, sino que será necesario cambiar de estrategia.

Estas son las razones por las que los antirretrovirales deben tomarse de por vida.

Tomar los antirretrovirales, ¿no es peor que el VIH?

Este es un mito que, desgraciadamente, todavía es muy común. Hace años se pensaba que el tratamiento antirretroviral era aún peor que el propio VIH, pues los primeros medicamentos que se utilizaban contra la infección tenían efectos devastadores y sólo conseguían alargar unos meses la vida de las personas.

Sin embargo, en 1996 el doctor David Ho y su equipo descubrieron que una terapia combinada era lo más efectivo y lo menos dañino para tratar el VIH. A partir de entonces, los tratamientos antirretrovirales combinan tres o hasta cuatro medicamentos para manejar la infección.

Con el paso del tiempo, más y más medicamentos se han inventado y se han encontrado mejores vías para frenar la actuación del VIH. Los fármacos más recientes tienen muchos menos efectos secundarios que los antiguos, con lo que se ha conseguido que las personas con VIH tenga una vida casi tan larga como quienes no tienen VIH y que vivan esos años con salud y buena calidad de vida.

Gracias a los avances en la investigación, hoy en día la terapia combinada completa puede darse en una sola pastilla al día, lo que hace que el tratamiento antirretroviral sea muy fácil de tomar.

¿Cuándo debería comenzar?

La investigación médica también ha descubierto que, cuando una persona es diagnosticada con VIH, debe empezar a tomar el tratamiento antirretroviral cuanto antes, para así mantener un buen estado de salud durante más tiempo.

Si tú nunca te has hecho una prueba de detección, o si ya tienes un resultado positivo pero no has comenzado tu tratamiento, en AHF República Dominicana podemos ayudarte. Recuerda que tenemos pruebas gratis de VIH y te apoyamos para integrarte al servicio de salud para que puedas recibir tu tratamiento. Sólo acércate a alguno de nuestros centros de pruebas y resolveremos tus dudas.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×