Los cuidados médicos durante el embarazo son importantes para verificar el buen estado de salud tanto de la mujer como del futuro bebé. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda que las mujeres con embarazos normales tengan, al menos, ocho consultas médicas durante su embarazo.

De acuerdo con este organismo regional, la primera consulta debería darse tan pronto como sea posible, es decir, durante el primer trimestre del embarazo, y de ahí continuar con revisiones periódicas.

El objetivo es que la mujer mantenga un buen estado de salud, que no desarrolle complicaciones como la diabetes gestacional (esto es, aquella diabetes que surge a partir del embarazo y que, a veces, desaparece luego de él) o la hipertensión. Además, se busca verificar que el bebé se desarrolle correctamente.

Pero uno de los cuidados muy importantes y que no se debe dejar de lado es la prueba de detección del VIH. Lo ideal, según la OPS, sería hacer tres pruebas a lo largo de la gestación, pero en los países de ingresos bajos o medios, se procura hacer cuando menos una.

Hacerme la prueba, ¿para qué?

Durante mucho tiempo, la transmisión del VIH ha estado asociada a conductas estigmatizadas por la sociedad, como las relaciones sexuales entre hombres, el consumo de drogas inyectables o el comercio sexual. Sin embargo, el virus que causa el sida ha afectado a todo tipo de personas sin distinción por sus características.

Es por esto que, actualmente, se recomienda que se realice la prueba de detección del VIH a todas las mujeres embarazadas como parte de su control prenatal. Esto no indica ninguna sospecha de un comportamiento considerado “indebido”, sino que tiene como objetivo cuidar mejor de la salud de la mujer y de su hijo o hija.

Hoy en día, los tratamientos antirretrovirales, es decir, los que se dirigen a controlar el VIH en el organismo, son muy efectivos, tienen menos efectos secundarios que hace diez o veinte años, y sobre todo, permiten que las personas con el virus tengan una esperanza de vida muy similar a la de quienes no viven con el VIH.

Es así que detectar el VIH en este contexto hará posible, primero, que la mujer comience a recibir el tratamiento que, literalmente, le salvará la vida. Y en segundo lugar, pero no menos importante, los medicamentos antirretrovirales evitarán que el VIH se transmita al bebé durante el embarazo o el parto.

¿Qué hago si el resultado es positivo?

Cuando una mujer es diagnosticada con VIH mientras está embarazada puede comenzar a tomar un tratamiento de inmediato. Estos medicamentos no dañan al bebé, por el contrario, lo protegen.

Sin ningún tipo de intervención médica, si una mujer con VIH da a luz a un bebé, éste tiene entre 15 y 30% de probabilidades de adquirir el virus durante el embarazo o el parto. En cambio, con los medicamentos adecuados y realizando una cesárea para evitar el parto natural, la probabilidad de que el bebé contraiga el VIH es menor al 2%.

Es verdad que recibir un diagnóstico de VIH no es un momento fácil. Muchas personas se sienten confundidas, tristes o enojadas, pero más allá de estos sentimientos negativos, la detección durante el embarazo puede ser una oportunidad: la oportunidad de comenzar a cuidar tu salud y de proteger activamente a tu hijo de una infección como esta.

¿Y si el resultado es negativo?

Si la prueba de detección que te realices es negativa, entonces tendrás la certeza de que, a ese respecto, tú y tu bebé no tendrán ningún problema.

Por otro lado, también es tu oportunidad de tomar conciencia sobre la realidad de que el VIH puede afectar a cualquier persona, no sólo a los grupos que han sufrido estigma y discriminación durante tanto tiempo.

De igual forma, podrías aprovechar para preguntar a tu médico o enfermero cómo puedes cuidarte del VIH en el futuro. Principalmente, el uso constante y correcto del condón será tu mejor aliado para evitar el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Si en tu servicio de salud no te han propuesto una prueba de detección del VIH, si apenas estás planeando un embarazo o si simplemente quieres saber tu estatus, en AHF República Dominicana hacemos pruebas gratis. Acércate a uno de nuestros centros y con gusto te atenderemos.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×