Si eres hombre y sientes atracción por otros hombres, muy probablemente has experimentado estigma o discriminación en algún momento de tu vida. La homosexualidad masculina, como muchas otras manifestaciones de la diversidad sexual, sigue siendo un tabú en gran parte de la sociedad, y eso es algo que apenas está empezando a cambiar.

A pesar del rechazo que puedan provocar en algunos, los encuentros sexuales entre hombres son una realidad, y es precisamente la discriminación la que incrementa, innecesariamente, los riesgos en esos contactos. 

Desde la falta de protección de infecciones de transmisión sexual (ITS) hasta el peligro de sufrir violencia, los hombres gay, bisexuales o simplemente hombres que tienen sexo con otros hombres pueden vivir experiencias muy negativas con estos encuentros, que muchas veces deben ocurrir en la clandestinidad.

A esto se suma que hoy en día, a través de las redes sociales y aplicaciones, los encuentros sexuales casuales pueden arreglarse en un dos por tres, pero no se tienen garantías sobre la seguridad en ellos. Por ejemplo, no se sabe si quien está al otro lado de la conversación es realmente quien dice ser o si sus intenciones son las mismas que las tuyas.

Por todo ello, si estás planeando o si ya llevas a cabo encuentros sexuales acordados por internet, te sugerimos que tomes algunas precauciones para cuidar de ti mismo y vivir la experiencia placentera que realmente estás buscando.

Discreción, ¿a qué precio?

Cuando no has revelado tu orientación sexual a tu familia o amigos, la discreción que parece prometer el internet puede ser muy tentadora. Arreglar encuentros casuales mediante aplicaciones específicas para eso brinda cierto nivel de privacidad, pero no es a prueba de fallas.

Hay personas que se aprovechan de la clandestinidad que involucran a veces las relaciones sexuales entre hombres para cometer delitos, principalmente el robo. Estos delincuentes contactan a hombres que tienen sexo con hombres porque creen que nadie más sabrá dónde están, o que no acudirán a denunciar ante las autoridades por temor a tener que revelar en qué circunstancias ocurrió el delito.

Es por esto que es importante que cuentes con al menos una persona que esté al tanto de la situación y a quien puedas recurrir en caso de que se genere algún problema. Un amigo o amiga de toda tu confianza, o quizás un familiar, podrán apoyarte estando al tanto de tus citas.

Cuando vayas a encontrarte con alguien en una cita de este tipo, sigue estos sencillos tips y disminuye así el riesgo de pasar un mal momento:

  1. Cítalo en un lugar público. Evita llevar a la persona en cuestión directo a tu casa o llegar a donde él te indique, así tendrás unos minutos para conocerlo y si notas algo sospechoso o que no es de tu agrado, podrás irte.
  2. Avisa a dónde irás y con quién. Procura informarle al menos a una persona de confianza que irás a una cita, y dale la mayor cantidad de información que puedas sobre la persona.
  3. Consigue una imagen de su rostro. Si no está su foto en su perfil de aplicación, búscala en otras redes sociales o de mensajería instantánea. O, si puedes, tómense una foto juntos y envíasela a tu amigo/a.
  4. No te vayas con más de una persona a la vez. Si hace poco comenzaste con esto de las citas virtuales, empieza por encontrarte con una sola persona. Ve poco a poco.
  5. Si algo no te agrada, vete. Si al momento de conocer a la personas o de charlar con ella algo te parece sospechoso, no continúes con el encuentro. Haz caso a tu intuición y cuídate.

Infecciones, otro aspecto muy importante

Una consecuencia negativa más del estigma y la discriminación contra los hombres que tienen sexo con hombres es la falta de acceso a los servicios de salud sexual, principalmente los que tienen que ver con las ITS.

Por desgracia, todavía algunos profesionales de la salud tienen prejuicios sobre el sexo entre hombres y su actitud estigmatizante provoca que los usuarios no se acerquen a los servicios de salud. Como consecuencia de esto, pueden retrasar el diagnóstico de ITS, incluyendo el VIH, que requiere un tratamiento inmediato para lograr una buena calidad de vida.

Recuerda que el sexo anal es, debido a las características de la mucosa en esa zona, una de las vías de riesgo para la transmisión del VIH. Esto puede prevenirse usando condón y lubricante a base de agua (para reducir la fricción de la penetración).

En AHF República Dominicana tenemos para ti condones gratis y pruebas de VIH sin costo. Acércate a nuestros centros de pruebas o escríbenos por Whatsapp y con gusto te ayudaremos.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×