Durante muchos años, la posibilidad de que una persona con VIH pudiera tener un bebé estaba descartada. Incluso, alrededor del mundo, se registraron muchos casos en los que mujeres con VIH que daban a luz eran esterilizadas quirúrgicamente sin su consentimiento, pues el equipo médico consideraba que no debían tener más embarazos.

Hoy en día, los tratamientos médicos para el VIH son altamente efectivos y permiten que tanto hombres como mujeres puedan formar la familia que desean, aunque la falta de información sigue jugando en contra.

Si eres mujer con VIH

Uno de los pasos más importantes para planear tu maternidad ya lo diste, y es saber que vives con el VIH. Teniendo esta información, tu equipo médico y tú pueden hablar de las estrategias que llevarán a cabo para disminuir al mínimo el riesgo de transmitir el virus a tu futuro bebé.

Es muy importante que tomes tu tratamiento antirretroviral durante el embarazo, pues eso protegerá al bebé de adquirir el VIH. Una vez que llegue el momento, y contrario a lo que se creía hace algunas décadas, la mayoría de las mujeres con VIH podrían dar a luz por vía vaginal, según lo explica el sitio especializado aidsmap.com.

Cuando tu bebé ya ha llegado al mundo, la forma más segura de alimentarlo es mediante fórmulas lácteas, de manera que no tenga contacto con la leche materna. Aunque la lactancia de las mujeres con VIH ya no es estrictamente rechazada por la ciencia médica, las condiciones en las que se puede dar son muy estrictas y no ofrecen la seguridad de evitar la transmisión. Si tienes dudas, puedes hablar con tu médico sobre las posibilidades.

También es importante que sepas que probablemente el bebé deba tomar tratamiento antirretroviral durante las primeras semanas de vida. Esto también puedes aclararlo con tu equipo médico.

Siguiendo estas recomendaciones, menos de 1 por cada 300 bebés de madres con VIH adquiere el virus.

Si eres hombre con VIH

Si has llevado tu tratamiento con disciplina, habrás conseguido una carga viral indetectable. Si además has mantenido esta condición por al menos seis meses, la posibilidad de transmitir el VIH a tu pareja durante el sexo sin condón es nula. Recuerda que indetectable=intransmisible. Y más aún, si la mujer no tiene el VIH, no es posible que el bebé lo tenga.

Hoy en día, las decisiones reproductivas de las personas con VIH no están limitadas, como sucedía hace años. Si tienes el deseo de tener hijos, habla con tus médicos y juntos encontrarán la mejor forma de lograr un embarazo libre de la infección.

Y si no vives con VIH pero estás planeando un embarazo, ¡hazte la prueba! En República Dominicana tenemos pruebas gratis para ti. Acércate a nuestra oficina más cercana en tu país o escríbenos por Whatsapp.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×