Si bien el VIH es un virus que puede afectar a cualquier persona sin distinción de género, orientación sexual, edad o condición económica, esto no significa que tenga las mismas consecuencias en todas ellas.

En especial, en el caso de las mujeres, varias de las consecuencias en la salud son muy específicas y diferentes a las de los hombres. Esto porque el virus puede traer problemas ginecológicos, óseos o relacionados con los efectos del tratamiento.

Por ello, es importante, en primer lugar, protegerse de la infección utilizando condón y también realizarse pruebas de detección de VIH periódicamente, según la recomendación de los médicos. Y en segundo lugar, hay que saber cuáles serían los puntos que más hay que cuidar en caso de vivir con el virus.

Problemas ginecológicos

Se ha identificado que las mujeres a que viven con VIH tienen más probabilidades de adquirir alguna otra infección de transmisión sexual (ITS). Esto se debe a que el virus debilita las paredes de la vagina y eso las hace propensas a micro lesiones que se crean durante las relaciones sexuales. Estas minúsculas heridas abren paso a otros agentes infecciosos.

Además, de acuerdo con el sitio web especializado en VIH del Gobierno de Estados Unidos, la infección por VIH hace a otras ITS, como el herpes genital o el chancroide más frecuentes y más difíciles de tratar.

Lo mismo sucede con las infecciones vaginales por hongos, que son más comunes y más difíciles de tratar en mujeres con VIH que en aquellas que no tienen el virus. En caso de que una mujer con VIH no esté en tratamiento, es muy probable que tenga infecciones vaginales por hongos al menos cuatro veces al año.

Y otra consecuencia que no tiene que ver con agentes externos, sino con el funcionamiento del aparato reproductor femenino, son las alteraciones en el ciclo menstrual. Las mujeres con VIH pueden experimentar ausencia de sangrado, sangrado más ligero o más abundante de lo habitual, y un síndrome premenstrual más grave que las mujeres sin VIH.

Riesgo de cáncer cervicouterino

El cáncer del cuello del útero o cáncer cervicouterino (CCU) es provocado por el virus del papiloma humano (VPH), el cual es más común en mujeres con VIH que en quienes no lo tienen. Esto hace que este cáncer sea más frecuente en ellas, aunque cabe recordar que la muerte por CCU se puede prevenir de dos maneras:

  1. Vacunándose contra el VPH
  2. Realizándose pruebas de Papanicolau cada año para detectar y, en caso necesario, tratar el VPH

Para las guías de tratamiento en el mundo, el CCU es un cáncer definitorio de sida, es decir, cuando una mujer con VIH es diagnosticada con este cáncer, significa que ha llegado a la etapa de sida.

Efectos secundarios de los medicamentos

Si bien los medicamentos para tratar el VIH, llamados antirretrovirales, funcionan igual de bien en hombres que en mujeres, se ha observado que tienen distintos efectos secundarios en unos y en otras.

Por ejemplo, el fármaco llamado nevirapina implica mayor riesgo de erupción cutánea y problemas del hígado en mujeres, aun con un sistema inmunológico fuerte. Otro medicamento, llamado ritonavir, provoca más náusea y vómito en mujeres que en hombres.

El tratamiento contra el VIH también podría provocar que las mujeres acumulen más grasa corporal o que desarrollen problemas en el páncreas.

A pesar de esto, nunca es recomendable suspender por cuenta propia el tratamiento antirretroviral, pues éste es, literalmente lo que salva la vida de las personas con VIH. Si surge alguna inquietud o duda sobre los probables efectos secundarios, es importante conversarlo con el médico, quien seguramente tendrán una solución para el problema.

Prevención y detección son la clave

La complejidad de la infección por VIH y del tratamiento hace necesario que todas las personas que viven con el virus reciban una atención médica integral. Se trata de controlar al VIH, pero también de cuidar la salud para esa persona tenga la mejor calidad de vida.

Si tú o alguien que conoces quiere hacerse una prueba de detección del VIH, en AHF República Dominicana las realizamos de forma gratuita. Acércate a uno de nuestros puntos de prueba y conoce todos nuestros servicios.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×