Tener una vida sexual activa es cada vez más aceptado como una parte importante del desarrollo de las personas, y como tal no hay que descuidar la salud en este aspecto. Debemos tomar precauciones para evitar consecuencias indeseadas, como las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Existe la creencia de que las infecciones de este tipo, como la gonorrea, la sífilis, la candidiasis, la tricomoniasis, el virus del papiloma humano (VPH) o el VIH son condiciones que se pueden detectar con sólo mirar a una persona (o más precisamente, sus genitales). No obstante, esto no suele ser así, pues muchas de las ITS toman cierto tiempo para mostrar síntomas, y algunas otras no dan señales físicas aun cuando están presentes.

Si observas alguno de los siguientes signos después de haber tenido un contacto sexual sin condón, lo mejor es acudir a una consulta médica, porque sólo mediante ciertos exámenes puedes saber con certeza de qué infección se trata y, sobre todo, recibir el tratamiento adecuado para erradicarla o controlarla.

Pon atención

Cada ITS tiene diferentes manifestaciones y aunque algunas son muy características, no siempre se presentan o pueden variar en intensidad o duración. Por esto, te recomendamos poner atención si observas algo de lo siguiente:

  1. Lesiones en la piel de los genitales, alrededor de la boca o el ano. “Lesiones” es poco específico, pero es la palabra que usan los médicos para designar las alteraciones de la piel. Algunas ITS como el herpes simple, la gonorrea y la sífilis, pueden provocar úlceras o llagas que dejan el tejido al rojo vivo o que supuran. Esas lesiones pueden o no ser dolorosas, y podrían desaparecer espontáneamente, lo cual no significa que la infección se haya ido. El VPH, por otro lado, causa lesiones más características, pues se presentan como verrugas circulares y planas, o bien, en forma de racimo de uvas, y que no suelen ser dolorosas. No sólo crecen en la piel, sino que también pueden salir en mucosas como el interior de la boca.
  2. Secreciones anormales en los genitales. Un flujo blanquecino, amarillento o verdoso que sale de la vagina o del pene es, sin duda, una señal de que hay algo extraño en esos órganos. También podrías detectar un flujo espeso que contiene sangre. Este problema podría ser causado por algún hongo, como la cándida albicans (que provoca candidiasis) o un parásito como la trichomonas vaginalis (que causa tricomoniasis), aunque también podría ser indicativo de infecciones más graves como gonorrea o sífilis. Este signo es una bandera roja para buscar atención médica.
  3. Molestias durante la relación sexual. El hecho de que sientas dolor, picazón, o ardor durante o después de tener relaciones sexuales no es normal. Tales molestias pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres y son tan notorias que es difícil ignorarlas. Consulta a un médico si tienes este síntoma y además observas enrojecimiento o inflamación inusual en tus genitales después de la actividad sexual.
  4. Molestias al orinar. El dolor o ardor al orinar pueden indicar una infección de las vías urinarias, pero también podría tratarse de una ITS. Esto se debe a que la uretra (el conducto por el que la orina sale del cuerpo) está estrechamente involucrada en las relaciones sexuales, ya que en las mujeres se ubica muy cerca del canal vaginal y en los hombres es el mismo conducto que transporta el semen. La gonorrea es una de las afecciones que puede provocar molestias intensas al orinar.
  5. Fiebre y malestar general. Probablemente, este es el más vago de los signos de la presencia de una ITS en tu cuerpo, pero no se debe menospreciar. Si sabes que has tenido sexo sin condón y llegas a presentar fiebre o sensación de malestar general (cansancio, dolor de cuerpo, dolor de cabeza), tu cuerpo podría estar luchando contra patógenos como el virus de la hepatitis, la bacteria que causa la sífilis o incluso el propio VIH. En general, sabes que cuando se presenta algo de esto, el organismo no está bien, así que es conveniente consultar un médico para identificar la causa y resolverla.

Recuerda que las manifestaciones de las ITS pueden variar y que es probable que aparezcan y desaparezcan en cierto tiempo, pero esto no significa que el problema haya terminado, sino que la infección puede haber entrado en un periodo latente. La atención médica es fundamental para evitar consecuencias graves que pueden poner en peligro tu vida o tu fertilidad en el futuro.

En AHF República Dominicana ofrecemos servicios de ITS, en especial pruebas de detección de VIH gratuitas, para que vivas tu vida sexual con tranquilidad y con responsabilidad. Acércate a nuestros centros de pruebas o haz una cita por Whatsapp.

CALCULADORA DE RIESGO
×

¡Hola!

Escríbenos tus preguntas sobre VIH e ITS. Estamos para ayudarte. Es gratis, seguro y confidencial.

×